miércoles, 29 de julio de 2009

Ofrécete


Date toda tú para embriagarme.
Ábrete. Tómame en tus manos.
Guíame por tus piernas
hasta la fuente de tu deseo.

Llevas a mis besos a escalar tus pantorrillas
para coronar tu rodilla. Te miro.
Luego es mi lengua quien lidera el descenso
por tu muslo suave. Desnudo. Incrédulo.

Quiero emborracharme de ti.
Que me hagas perder el sentido y perderme.
Arrastrarme a tu interior y arrastrarte,
llevarte, llevarnos a un paraíso ardiente.

Prendo como el alcohol con la cerilla.
Enloquezco apasionado entre tus piernas.
Soy verdad de ebrio en tus manos.
Muero por traerte y llevarte de vuelta al cielo.

1 comentario: